Tipo de Cambio Interbancario Compra 3,271 Venta 3,272 Paralelo Compra 3,268 Venta 3,270  |  IGBVL 21321,28 0,59% ISBVL 31042,33 0,24%  |  TAMN 14,21% TAMEX 7,39% TIPMN 2,26% TIPMEX 0,64%  |  IPC Lima Metropolitana Mayo 0,02 Jun. 2017 - May. 2018 0,93  |  PBI Marzo 3,93 Abr. 2017 - Mar. 2018 2,69  |  

Recetas para el Desarrollo

Richard Webb

Abundan los recetarios que guían nuestra vida personal – de gastronomía, para poner un negocio, para curarse con hierbas, o comprar un automóvil - pero no existe un recetario para sacar al país de la pobreza. No faltan ideas. Más bien sobran, pero nadie se ha dado el trabajo de recolectarlas.

Todas las recetas de la siguiente lista han sido examinadas y aprobadas por exigentes técnicos. Todas cuentan con la garantía de expertos.

1. El crecimiento balanceado. Fue la idea fundadora, la primera receta para el desarrollo. Sostiene que ningún inversor va dar el primer paso en un país donde falta todo. Ergo: Falta un gobierno coordinador, que se pare frente a la piscina y diga a todos, “Agárrense las manos. A la una, a las dos, y .. a .. las --“.
2. El crecimiento desbalanceado. Al contrario del supuesto anterior, los empresarios son por naturaleza arriesgados, y se lanzan aún cuando no todo está listo. Pero su acción transparenta lo que hace falta – un camino, energía, proveedores, etc. – lo que estimula a otros para llenar los vacíos.
3. El camino es la industria. Sin ella no hay desarrollo, casi por definición. Ninguna otra actividad - agricultura, minería, comercio, construcción, restaurantes - tiene los poderosos efectos desarrollistas de las fábricas. Ergo: debemos engreír a los industriales.
4. El camino es la agricultura. Responde a las ventajas comparativas, asegura un desarrollo socialmente sano, protege la cultura y ecología sin los vicios de la ciudad, y garantiza la seguridad alimentaria.
5. Hay que estatizar las industrias estratégicas, como la energía, para regular el mercado y promover inversiones relacionadas, como la petroquímica.
6. La clave es el capital humano. Más y mejor educación lo resuelve todo. Corea del Sur sirve de ejemplo. (Pero ojo: cuando Corea despegó en los años sesenta, tenía menos educación que el Perú hoy.)
7. La economía participativa. Cuando los trabajadores son dueños, trabajan más e invierten más. Yugoslavia inspiró al gobierno de Velasco a la co-gestión. (Pero nadie explicó el asunto a los cooperativistas).
8. La reforma agraria. Porque combina justicia con eficiencia, porque los minifundios producen más por hectárea que las haciendas. Porque crea paz social. (¿Hmmm…?)
9. Dar títulos de propiedad. Sin título registrado, los pobres se quedan sin crédito y sin desarrollar sus negocios. (Detalle: vivimos una lluvia de microcrédito y tarjetas de crédito - todo sin títulos).
10. El consenso de Washington. Los malos de la película son el déficit fiscal y el estado intervencionista. Con sobriedad fiscal, un BCR independiente, privatización, apertura del comercio externo, y reglas de mercado, el desarrollo llega sólo.
11. Decirle sí a Keynes. Cuando el público no está comprando, el gobierno debe gastar más para compensar, incluso con déficit.
12. Decirle no a Keynes. Ni siquiera la recesión justifica un déficit fiscal porque, a la larga, éste trae inflación.
13. La corrupción impide el desarrollo. (Detalle: esta regla no funciona en Asia).
14. La democracia es un requisito para el desarrollo. (Detalle: esta regla no funciona en Asia, ni en Brasil, ni en Méjico, ni en …).
15. Inclusión. Cura todo.


Publicado en El Comercio, 6 de agosto de 2012


Instituto Cuánto ©
Jr. Trujillo 703 - Magdalena del Mar
Lima - Perú
Teléfono (511)278-6944
E-mail: institutocuanto@cuanto.org